Si tan solo nos pusiéramos en los zapatos de los demás

Desde hace ya mucho tiempo he puesto especial xxlatención en cómo los seres humanos cuando llegamos a cierto nivel de comodidad nos olvidamos de quienes no viven tan cómodos. De quienes dependen de un salario más bajo por ejemplo.

Costa Rica es un país con una economía que depende en gran medida del turismo, de las manufacturas, de las industria del servicio y es irónicamente al sector del país que se tiene más descuidado. Pero no,yo no me refiero a los grandes inversores que vienen al país, a sus imponentes dueños, no a los que están en la cúspide de esa pirámide. Me refiero, a los que hacen que estas industrias operen, los que trabajan turnos inhumanos de sol a sombra, que absolutamente nadie más que un ser con real necesidad podría soportar.

Son los meseros, recepcionista, masajistas, saloneros, operarios de producción definitivamente los que hacen que la industria genere esos miles de millones de colones, es su servicio al cliente, su disposición para hacer las cosas bien, sus habilidades en la cocina, su creatividad. Este polifacetismo y esa energía inagotable que solo unos cuantos, bendecidos por un don divino pueden dar. Y a quienes nadie les está recompensando.

Es algo de todos los días, saber de personal de servicio al que no se le paga su 10% o en su defecto que se lo pagaron mal.Gente que trabaja turnos de hasta trece horas diarias,sus horas extra o no se pagan del todo o se pagan mucho después. Solo se podría definir esto como la explotación del siglo 21, una distinta, pues hay contratos ilegales aunque contratos de por medio,pero distinto o no explotación al fin. 

Y si, existe el código de trabajo y la ley del 10% pero son contados los lugares en que se respetan y contados quienes tienen el coraje de hacer uso de la ley ¿Y valdrá la pena denunciar? Es difícil hacer que las personas usen este recurso cuando el juzgado dura alrededor de 9 meses en resolver un caso de menor cuantía en el tribunal laboral.

Si tan solo por un día nos pusiéramos en los zapatos de la gente, y dejáramos de pensar en el dinero que nos ahorramos, estaríamos más cerca de comprender que una propina no pagada puede ser la caja de leche de algún niño, un 10% podría ser la mensualidad de la casa, y un salario un día después de la fecha de pago puede ser el incumplimiento a un plazo, yo le pregunto señor dueño, director, gerente ¿Aceptaría usted que se le trate con ese irrespeto a usted y a quienes dependen de usted?¿Usted también se quedaría callado y aceptaría quejas y regaños sobre su bajo rendimiento después de haber laborado 60 horas para una empresa que nunca va a darle nada a cambio y sin ver diferencias considerables en su colilla de pago? ¿A caso alguna persona podría aceptar esto?

Si,la gente que estudio para dar servicio que esto les apasiona, quienes siguen dándole oportunidad a su rama pues esperan toparse con un patrono respetuoso de la ley y principalmente del ser humano, gente con un currículo lleno de experiencia solo en esta área, con miedo a buscar otras alternativas o como siempre la gente que no tiene ningún estudio que se sienten amarradas a estos lugares por falta de oportunidades, al final todos personas, con las mismas necesidades y los mismos derechos. Pero con falta de coraje,de conocimiento.

Tal vez usted señor director, no puede ponerse en el lugar de su gente porque como ponerse en el lugar de una persona mil veces más funcional que usted.

Hacer un llamado al gobierno para que haga respetar la ley o que la mejore es totalmente inútil cuando la gente sigue sin conocer sus derechos, sin educarse al respecto, sin poner por encima de todo su dignidad.

Yo lo invito a usted señor y señora que está cansado de su maltrato, dese cuenta de que usted es quien hace que este país se mueva y después de eso levántese a luchar en contra de estas injusticias sociales, sea un mejor Costarricense usted y mejoremos este país desde abajo.
Porque soy hija,hermana, esposa de un trabajador y principalmente porque vivo enamorada de quienes conformamos este hermoso país lo invito a que juntos hagamos cumplir los derechos de nuestra gente.

¡Cuando alguno pretenda tu gloria manchar verás a tu pueblo valiente y Viril…! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *